El fin de semana del 8 al 10 de diciembre estuvimos en El Silencio pintando el comedor comunitario del barrio. 12 voluntarios de Buenos Aires, 10 voluntarias del colegio Mitre y amigos de Concordia se sumaron a esta experiencia de colaboración con las familias del Silencio.

Además del trabajo de pintura, compartimos momentos de celebración y juegos con los chicos y jóvenes del barrio.

Agradecemos a todos los que de alguna u otra manera se comprometieron con este proyecto: desde donaciones de pintura, materiales, dinero o simplemente unas palabras de aliento. Todo esto, hizo posible que pudiéramos dar una mano Por El Silencio.


0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *